"Los animales son mis amigos: Yo no me como a mis amigos."


"El Veganismo es una Revolución Interior que provocará la transformación social más importante de todos los tiempos"

jueves, 20 de enero de 2011

Qué hay detrás del consumo de Lana ?

Cuando pensamos en el origen de la lana, probablemente nuestra mente se llene de imágenes bucólicas de ovejas pastando en campos verdes que serán esquiladas en primavera para evitarles el calor.

Pero en la actualidad no existe ni un solo producto de origen animal que no oculte crueldad en su proceso. La liberación de todos los animales también implica dejar de utilizar lana o cualquier material que derive de la explotación de animales.



El 90% de la lana procede de Australia y Argentina, en donde las ovejas son esquiladas con métodos muy crueles. El "mulesing" es un tipo de mutilación realizada por ganaderos australianos que consiste en cercenar pedazos de carne de la zona que rodea al ano de la oveja con unas tijeras de podar, sin anestesia, como un método barato de prevenir infecciones por gusanos y aumentar su calidad, dejando una herida sangrante y muy dolorosa.

Solamente en Australia mueren un millón de ovejas cada año por quedarse indefensas ante el frío tras ser esquiladas.





Cuando las ovejas envejecen y dejan de ser productivas, se las envía a Oriente Medio en condiciones de viaje deplorables, hacinadas en barcos y a merced de condiciones climatológicas adversas. En muchos casos mueren después de una terrible agonía, por asfixia, deshidratación o aplastamiento a causa de la sobrecarga. Muchas ovejas heridas o enfermas son tratadas como si fueran objetos, se las lanza por la borda o se las amontona mientras agonizan. Muchas de las que logran sobrevivir a este inhumano y largo viaje son degolladas mientras aún están conscientes.

Las ovejas son seres vivos que tienen un sistema nervioso que, al igual que cualquier otro animal humano o no humano, tienen la capacidad de sentir emociones como dolor, miedo, estrés, soledad y angustia ante este tipo de tortura y vida de esclavitud.



Sin embargo, para la industria lanera y para quienes consumen sus productos sabiendo lo que esto supone para las ovejas, éstas son meras máquinas de producir lana. Al comprar lana estamos favoreciendo un negocio sanguinario.



Hoy en día, existen muchos productos sintéticos que no son de origen animal y que sustituyen a la lana siendo tan efectivos o más que ésta. Recuerda, si consumes lana consumes crueldad.



El hombre ha hecho de La Tierra un infierno para los animales, ¡hazte vegan@!

9 comentarios:

  1. ¡Gracias por el artículo! ¡difundo!

    ResponderEliminar
  2. No tenía idea, la verdad... Estoy tratando desde antes de no utilizar nada con lana (De hecho en estos días ni aunque quisiera, porque aquí hace un calor que ni les digo...), por el simple hecho de que sabía que era malo pero no entendía el porqué.
    Saludos y gracias por el artículo!

    ResponderEliminar
  3. Mailén la cuestión se puede resumir de un modo muy sencillo (por lo menos yo lo veo así): A LOS ANIMALES LO QUE ES DE LOS ANIMALES.

    ResponderEliminar
  4. En Extremadura no se les hace a las ovejas ni muchísimo menos lo que sale en las fotos. Esas heridas ke se ven en las fotos, se las harán en otro lugar, en Extremadura se las trata bien y sin heridas, además, se están empezando a utilizar técnicas de esquilado que no hay que atar al animal, se le deja suelto y se le inmoviliza sin daño para ellas.
    A las ovejas si no las esquilas (en Extremadura) se mueren de calor en verano y se mueren, literalmente, por un golpe de calor.
    Los radikalismos son malos en todos los sentidos, me gusta la forma de pensar vegana, pero a veces entráis en unas espirales de ideas ke os llevan al absurdo.

    Salud!

    ResponderEliminar
  5. Es una opinión, al igual que la nuestra. Un saludo (V)

    ResponderEliminar
  6. Me he quedado petrificada cone stas fotos. Estoy acostumbrada a hacer reportajes sobre el ganado ovino en Extremadura y jamás he visto nada parecido. No sé de dónde serán pero desde luego todas las prácticas de esquileo que he visto son respetuosas con el animal. Por otro lado, los ganaderos a veces casi ni sacan para pagar el esquileo con el bajo coste de la lana, o sea que se hace por necesidad y el bien del animal (pasan mucha calor), no por dinero. Yo creo q ue hay que mostrar todas las caras de la moneda, no sólo la negativa y dañina, porque mucha gente vive gracias a la lana y es un sector textil que hay que potenciar.

    ResponderEliminar